jueves, 5 de febrero de 2015

Empieza la temporada de bodas en Madrid

Empieza la temporada de bodas en Madrid

¡Damos por comenzada oficialmente la temporada de bodas!

Si algo nos encanta de nuestro trabajo es recibir vuestras
solicitudes para la grabación del vídeo de la boda. Normalmente atender a los clientes suele resultar aburrido e incluso incómodo en muchos trabajos. Nosotros tenemos la inmensa suerte de tener el mejor público objetivo: un público ilusionado. Nuestros clientes siempre buscan la calidad, y en muchas ocasiones, esa relación trasciende en amistad.

Es por ello que nos encantará acompañaros en el día más importante de vuestras vidas, y plasmarlo poniendo lo mejor de nosotros mismos, para conseguir un resultado a la altura de vuestras expectativas. Otra cosa que nos encanta es estar abiertos a escuchar ideas variadas. Conceptos de vídeos de boda que hacen que nuestro trabajo no se nos antoje en absoluto aburrido.

Y es que nunca hay dos clientes iguales, por lo que nunca hay dos vídeos iguales. Vintage, modernos, originales, románticos, con ritmo más rápido o más pausado... lo único que tienen en común es que todos cumplen con la premisa de profesionalidad y amistad que hemos aprendido durante todos nuestros años de estudio y práctica.

La otra vertiente de nuestro trabajo que tanto nos gusta, y a la que también tenemos que estar agradecidos, es la tecnología. Gracias al empleo y uso de los medios tecnológicos más modernos y al empleo de ella, podemos superar las limitaciones clásicas, de un vídeo de boda más convencional. Ya no estamos atados a una videocámara aparatosa, enganchada a un molesto foco que hacía todos los planos faltos de profundidad y que restaba dinamismo a la grabación. En los tiempos que corren, podemos hacer no un vídeo de una boda, sino pequeñas películas que cuenten historias, con un rango dinámico y una paleta de colores más cercana a las películas de hollywood que a cualquier otro vídeo de boda que tengas en mente como un estándar.

En resumidas cuentas, y sin irnos más por las ramas, solo queríamos darte las gracias por confiar en nosotros.